Cardeñosa

Credencial

Dónde sellar la credencial

Puedes sellar la credencial en:

 

Alcaldía – 920 26 00 01 / 658 89 01 55 cardenosa@diputacionavila.es

aulaarqueologicacardenosa@gmail.com

Alojamiento

Alojamiento para peregrinos y alojamiento privado

No hay albergue de peregrinos pero sí varias casas rurales (puedes consultarlas aquí)

Restauración y alimentación

Dónde comer y/o comprar comida

  • Bar y estanco «El Paso»
  • Bar de copas «La Cueva»
  • Taberna del Carpio
  • Carnicería Garcinuño (cuenta también con supermercado)

Qué visitar

Descubre qué visitar

  • Castro de las Cogotas y centro de interpretación
  • Iglesia de la Santa Cruz
  • Ermita del Berrocal
  • Ermita de la Madre de Dios
  • Arco de Conejeros
  • Calvario
  • Calzadilla romana
  • Casa mortuoria
  • Fuente del Cahorzo y El  Carpio

Salud

Centro de Salud y farmacias

  • Centro de Salud (Lunes, martes, jueves y viernes. Horario de 10:00 a 12:00 h.)
  • Farmacia – 920 26 00 50

Información

Descubre más

Acerca de Cardeñosa

Entre Ávila y Gotarrendura, el camino teresiano coincide con el jacobeo. A unos 5 km. de Cardeñosa se puede ver la calzada romano-medieval que cruza con un pequeño puente sobre el arroyo de la Rominilla. En la salida de Cardeñosa camino de Peñalba sigue esta calzada, conocida como la  Calleja de los Borrachos.

En 1465, Cardeñosa se hizo hueco en la historia de Castilla, ya que aquí falleció envenenado el infante don Alfonso deCastilla, hermano menor de Isabel la Católica, al comer una trucha en una posada que se encuentra situada en la calle el Carril, 16 y de la que se conserva la portada.

También por aquí pasó Santa Teresa de Jesús en numerosas ocasiones: en su infancia y juventud, para ir a Gotarrendura; en agosto de 1567, para fundar el segundo convento de carmelitas descalzas en Medina del Campo; en 1580, camino de la fundación de Palencia…

 

Junto a la citada casa del Arco había unos poyos donde, según la tradición, Teresa se sentó algunas veces a descansar. Uno de ellos se conserva cerca de esta casa.

De aquí era Isabel de Santo Domingo, (1537-1623), fiel colaboradora de santa Teresa. Isabel conoció a la santa a través de S. Pedro de Alcántara, e ingresó como carmelita descalza en San José. Años más tarde acompañó a Teresa en varios viajes, fue priora en Toledo, Pastrana, Segovia, y, al fin, fundadora del Carmelo de Zaragoza.